Es: Acaricia Al Perro

Cuando muestran al tipo malo sin sentimientos acariciando a un perro, la audiencia casi invariablemente dirá “¡Ay, mira, no es tan malo después de todo!”

No necesariamente tiene que acariciarse un animalito tierno. Cualquier señal de nobleza o sentimientos no destructivos en un personaje de moralidad ambigua hará el trabajo.

Usado comúnmente para mostrar que ese bravucón no es más que otro niño en la escuela, que ese villano tiene metas consideradas horribles pero no es un sádico y/o la maldad encarnada.

Cuando el perro (o lo que sea) es afectuoso con él, pero el tipo malo no necesariamente corresponde, vease: Lamido Por El Perro.

Previous

Index

Next