Es: Taliban Ortográfico

En la dicotomía entre forma y contenido, el Talibán Ortográfico está a favor de la forma. Su existencia es producto de las fallas de ortografía y su función es corregirlas. Comúnmente pone notas explicando el uso correcto de las comas o recordando donde van las tildes, más allá de eso, no hace aportes nuevos (con la posible excepción de páginas de ayuda).

Los Talibanes Ortográficos pueden ser de ayuda cuando alguien escribe de tal manera que es incomprensible. La versión negativa de un Talibán Ortográfico es aquel que exige que se respeten "leyes de gramática" que ni siquiera existen.