Es: Torito

Un Torito es un momento que, en teoría, debería de ser serio o conmovedor pero por una Falla de efectos especiales, Melodrama en exceso, mala ejecución, o el hecho que la escena es demasiado absurda en sí­, hacen que el momento pierda seriedad o, en el peor de los casos, se vuelva gracioso sin querer.

A diferencia del término en inglés, el nombre de esta escena proviene de la muerte de Torito en la película de Nosotros Los Pobres, debido a que Torito fue reemplazado por un muñeco de madera. En retrospectiva, aun cuando fue conmovedor en su época, la escena actualmente es vista tanto con cierta gracia como con cierta ingenuidad.

El Torito surge cuando se trata erróneamente de obtener un Momento Cumbre De Lo Impresionante, un Saca Lagrimas o un Momento Cumbre De Lo Reconfortante. O cuando una buena actuación dentro de una pelí­cula o serie quiere decir que el actor que la interpretó Se Tomo La Mala Pelicula En Serio. Todo lo que sea Wangst y Deus Angst Machina conlleva el riesgo de convertirse en un Torito, pues la actuación de estos momentos puede llegar a lo absurdo. En el Anime esto viene del mal uso de algún idioma extranjero, con diálogo Bien Chido de por medio.

Véase Retardante de pesadillas e instancias de Botana De Burla (Snark Bait), además de Retardante De Fetiches para trabajos eróticos.

Téngase en cuenta que el Torito es subjetivo; lo que para alguna persona es esto, para otra puede ser un momento genuinamente apreciable.

Contrástese con Funciona Con Toritos, que es cuando el Torito en verdad funciona.


Ejemplos:

  • Todo episodio de La Rosa de Guadalupe es una fábrica de Toritos, pero el ejemplo más notable viene del episodio de "Mamá, Soy Emo", en el cual debido a que tomaron los estereotipos y al parecer sólo vieron la subcultura Emo en frases de MySpace, el episodio se volvió memorable por lo absurdo, incoherente y cliché que acabó por ser.
    • El episodio también sufre de ser una Falla Crítica De Investigación, pues también listaron a Green Bay y a AYABEI como bandas Emo. Como que al parecer si vistes de negro y otro color muy contrastante automáticamente eres emo, ¿no?
    • Que no se nos olvide el episodio sobre cosplay. Y dejamos así...
  • Lo Que Callamos Las Mujeres supuestamente es una serie dramática que pretende crear conciencia de todo lo que una mujer puede vivir a lo largo de su vida, pero nunca tiene el efecto deseado, a veces gracias a los actores, o incluso a la trama tan complicada e increíble. O porque se trata de forzar las lágrimas y las simpatías de la audiencia a través de hacer a las "mujeres" titulares tan tontas e indefensas que los televidentes apenas pueden tener empatía alguna por ellas.
  • ¿Cómo olvidar el legendario grito del gitano Randú en la Telenovela Kassandra, completo con toma aérea y todo? Uno de los casos más memorables de Funciona Con Toritos.
  • La Canción "La Loba" de Shakira. Es imposible no atacarse de risa después de oí­rla aullar, y eso sin decir de la letra...
  • En la extinta empresa WCW, vimos un caso que a duras penas Funciona Con Toritos. Se trata de la dupla que conformaron el luchador Sting con ¡Robocop!. Dado que la primera película de Robocop estaba en apogeo, para aumentar la propaganda de la misma, añadieron en varias historias la colaboración entre el luchador y el policía cibernético, haciéndote preguntar que drogas se fumaron los guionistas cuando se propusieron a hacerlo.
  • En la telenovela española "Verano Azul", las noticias de la muerte de Chanquete, un evento genuinamente trágico, resultan comiquísimas por la manera en la que están gritadas. ¡Qué manera de sobreactuar!
  • Una cierta escena de muerte de la teleserie chilena Amor a domicilio (la de el ex novio de la prota, que se enamora de la chica que iba tras el otro prota, que ahora muere de cáncer) es tan larga y melodramática, y es TAN obvio que el actor no está enfermo ni de resfrío, que termina siendo chistosa.
  • El video de "El alma al aire" de Alejandro Sanz llega a ser hilarante por la sobreactuación de cada "malo" de las tres historias que muestran a Sanz como un seductor incorregible que es pillado con las manos en la masa e invariablemente muere a manos del "cornudo de turno". Ni siquiera Miguel Bosé haciendo del "villano" de la tercera secuencia salva.